martes, 31 de julio de 2007

Espacios sin humo

Recordando el tiempo que estuve en Edimburgo acabo de recordar que se me olvido comentar algo muy importante.

Lo maravillosamente maravilloso que es poder estar en cualquier lugar publico (pubs incluidos) sin el ambiente recargado ni los ojos rojos por el (maldito) humo.

Y es que alli esta prohibido fumar en los lugares publicos, lo cual se agradece enormemente.

No voy a entrar en al discusion sobre si fumar o no fumar, cada uno que haga con sus pulmones lo que le venga en gana, pero lo que no aguanto es que nadie haga algo que moleste a los demas, especialmente si es algo evitable y no necesario.

Me da igual que a mi vecino le guste el heavy, mientras no me toque escucharlo a mi a todas horas.
Me importa un carajo que al del tercero le guste montarse los muebles con sus manitas, pero que no use la taladradora a las 3 de la mañana.
Me la suda que la gente vaya en moto a 200 km/h sin casco, eso si, que se mate el solito y no ponga en peligro a nadie.
Y asi con cualquier cosa.

Cada uno que haga lo que le venga en gana, pero sin molestar a los demas, por favor.

Asi que si quieres fumar por mi como si te fumas 15 paquetes diarios, es tu salud, son tus pulmones. Pero no tienes ningun derecho a obligar a los demas a tragar con tu humo.

Libertad?, si.
Respeto?, siempre.

Publicar un comentario